24.9.13

Sobre la degeneración macular

                                                                                  Resumen realizado por  Carmen Silvia Pitot Guzman

Los adultos mayores estadounidenses que padecen degeneración macular asociada con la edad (DMAE) tienden a no alejarse tanto del hogar como lo hacen aquellos con visión normal.

Eso no ocurre con las personas con glaucoma, aunque ambas enfermedades disminuyan la visión, lo que dificulta el desplazamiento.

"Este estudio utilizó GPS para demostrar que cuando los pacientes con DMAE salen de sus casas no se alejan tanto como los que ven normalmente" y tienden a llevar vidas más limitadas, según dijo el autor principal, Frank Curriero, de la Escuela Bloomberg de Salud Pública de Johns Hopkins, Baltimore.

"No pensábamos que la DMAE y el glaucoma tendrían distintos resultados, de modo que eso sí nos sorprendió", sostuvo.

Los CDC estiman que dos millones de estadounidenses padecen DMAE, que afecta la nitidez visual y la visión central, importantes para leer y conducir un automóvil.

Las enfermedades conocidas colectivamente como glaucoma lesionan el nervio óptico, lo que causa una pérdida lenta de la visión periférica. El glaucoma afecta a dos millones de adultos estadounidenses, pero sólo un millón lo sabe, según estima la Fundación de Investigación del Glaucoma. El glaucoma y la DMAE son irreversibles.

El equipo utilizó dispositivos celulares de seguimiento para registrar los movimientos de 65 adultos mayores con DMAE y pérdida visual, 84 con glaucoma y pérdida visual y 61 con visión normal. Siguió a los participantes entre las 7 AM y las 11 PM durante siete días.

La salida diaria promedio (o distancia máxima recorrida desde el hogar) era de 9 kilómetros en los participantes con DMAE, de 10 km en las personas con glaucoma y 11 kilómetros en los participantes con visión normal.

Por cada línea que los pacientes con DMAE subían en la lectura de la cartilla de evaluación visual, la distancia recorrida desde el hogar disminuía 0,4 kilómetros. Pero esta relación no surgió en los otros grupos, según publica el equipo en JAMA Ophthalmology.

"Es muy interesante que el seguimiento del movimiento revelara esas diferencias como quizás no lo podría haber logrado un cuestionario", dijo Usha Chakravarthy, del Instituto de Oftalmología y Ciencia de la Visión de la Universidad de la Reina de Belfast, Irlanda del Norte, y que no participó del estudio.

FUENTE: JAMA Ophthalmology, online 12 de septiembre del 2013.



Fuente: imagenes Google

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada