25.1.12

La importancia de tener una "línea de investigación"

Autor: Dr. José Supo

Antes comentar la importancia de tener una "línea de investigación" debemos definir lo que esto significa: en términos sencillos se trata de un conjunto de esfuerzos investigativos dentro de una misma problemática; la línea de investigación nace allí donde se descubre el problema y culmina allí donde se plantea su solución - en medio existen un indeterminado número de trabajos de investigación que nos conducen desde un punto hacia el otro -.

Veamos un ejemplo práctico de línea de investigación, para ello usaremos a la DIABETES adaptado a los niveles de la investigación:

1.- Exploratorio: Se descubre con la descripción de la triada polidipsia, poliuria y polifagia como principales manifestaciones de lo que hoy conocemos como diabetes.

2.- Descriptivo: Se estima la prevalencia de la enfermedad a fin de reconocer la necesidad de su estudio e impacto en la población a fin de priorizar el desarrollo de un plan de intervención.

3.- Relacional: Se plantean estudios en búsqueda de factores asociados o factores de riesgo, condiciones del individuo que incrementan la probabilidad de enfermar de diabetes.

4.- Explicativo: Se descubre que la insuficiente producción de insulina es la causa de la diabetes; así como  los defectos en el receptor de insulina en los tejidos periféricos como génesis de la enfermedad.

5.- Predictivo: Se reconoce que paciente diabético evoluciona a nefropatía, con disminución de la tasa de filtración glomerular y casi siempre acompañado de hipertensión arterial.

6.- Aplicativo: Se propone el manejo de la diabetes aumentando la actividad física, bajando de peso y el uso de fármacos dirigidos a disminuir la resistencia a la insulina como la metformina.

Notemos que el primer paso está enfocado en definir el problema, podríamos definirlo también como aquel estudio donde se descubre la enfermedad; y el estudio final se enfoca en plantear su solución; en medio habrá que desarrollar numerosos procesos que nos trasladen en este camino.

Esto es lo que se conoce como línea de investigación, el número de estudios así como el tiempo que toma desarrollarlos es muy variable; así por ejemplo tenemos que la anestesióloga Virginia Apgar dedicó su vida entera a su línea de investigación "pronóstico del recién nacido".

El desarrollar una línea de investigación nos permite convertirnos en expertos en un área específica del conocimiento y por tanto autoridades en el tema que desarrollamos.

Es claro que el investigador de un determinado estudio debe ser considerado el experto más experto dentro de su línea de investigación; por ello su capacidad inherente de crear y validar instrumentos, de plantear nuevas hipótesis y de analizar no solo cuantitativamente sino también cualitativamente sus resultados.

Incluso dentro de una línea de investigación un investigador no puede conocerlo todo, pero se encuentra en la capacidad de reconocer a otros como expertos en el tema y de poder acudir a ellos a fin de crear redes del conocimiento en esta nueva sociedad de la información.

La línea de investigación es LA RAZÓN DE SER de un investigador; un investigador sin línea de investigación es errático en su quehacer científico, es caótico para elegir un tema de investigación y siempre anda planteando estudios que no tienen conexión entre ellos.

No es la precipitada, ni la desesperada necesidad de publicar la que hace a uno investigador, sino su línea de investigación - ¿Cómo puede uno ser considerado experto en un tema, si acaba de egresar de la universidad? - teniendo en cuenta que este industrial sistema educativo nos forma a todos con trazos prediseñados como si fuésemos soldados de una misma legión.

Es importante realizar investigación desde el pregrado, pero su función en este periodo de adiestramiento, es eso mismo “de preparación” en métodos investigativos. Se necesita más que ímpetu por investigar, se necesita dedicación, se requiere de vocación y de apasionamiento por querer descubrir verdaderos vacíos en el conocimiento; esto por ciento requiere invertir muchos años de estudio y preparación, hasta que sean los demás quienes nos consideren una autoridad en una determinada área del conocimiento. El investigador es un líder científico y como tal tiene seguidores a quienes dirige sus publicaciones.

Después de todo este proceso se alcanza el verdadero desarrollo científico y una sola publicación en este momento valdrá a la ciencia y al conocimiento mucho más que todo lo ensayado hasta este punto.

Es vital contar con una línea de investigación, pero sí aún no la tenemos, debemos comenzar a descubrir dentro de nosotros mismos - ¿En qué podemos aportar a la ciencia?, ¿Que necesidades de solución profesional requiere nuestra sociedad? - ¿Cuál es nuestro rol en esta nueva sociedad del conocimiento?
Sí hasta este momento has desarrollado estudios que no tienen conexión entre ellos, comienza por definir tu línea de investigación.

José Supo
Médico Bioestadístico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada