23.7.12

REQUISITOS MÍNIMOS PARA BIBLIOTECAS MÉDICAS


ANTECEDENTES

Las bibliotecas son recursos indispensables para la educación médica, y sobre todo en los hospitales docentes, donde el uso y manejo de la información científica, se torna indispensable para otorgar un servicio de calidad al paciente.  En el recinto hospitalario la biblioteca  buscan contribuir  a la toma de decisiones en la práctica clínica, la gestión, la docencia, y la investigación.  Por tanto, es necesario cumplir con requerimientos mínimos para su funcionamiento.

La calidad en la prestación de salud es el resultado de los esfuerzos e intervención de todos los componentes del hospital, considerando que desde 1996 se inicia el proceso de acreditación y todos sus componentes deben contar con estándares mínimos de calidad. Norma técnica N° 050-MINSA/DGSP-V.02 en el macroproceso de docencia e investigación.

En cuanto a bibliotecas, estimamos necesario establecer los requisitos mínimos para su funcionamiento, los mismos que podrán ser superados para brindar prestaciones de calidad.
 
Requisitos mínimos:
Contar con espacio mínimo, de acuerdo a las recomendaciones internacionales, que permita diferenciar las áreas de los servicios que se brinden, personal cualificado para el desarrollo de las actividades de gestión y servicios, disponer de presupuesto para el cumplimiento de su función y contar con infoestructura necesaria ya sea en recursos de información suficientes para cubrir sus necesidades de información y de disponibilidad de las Tecnologías de información y comunicación (TICs)

INFRAESTRUCTURA

Los espacios bien planeados deben garantizar lugares suficientes para las colecciones y las áreas de servicio. El diseño de los espacios, debe permitir al personal que labora en biblioteca  y a los usuarios, tener una percepción adecuada de comodidad y seguridad del servicio.
El espacio mínimo va en relación a las funciones que la biblioteca brinde, para servicios tradicionales 70 m2  para servicios innovadores e investigación 150 m2.

Características:
El espacio asignado para el funcionamiento de la biblioteca, servirá para compartir y enseñar competencias informacionales a sus usuarios, además será un espacio de trabajo común integrando los servicios de la biblioteca virtual, la docencia y la investigación.

PERSONAL
La persona encargada de la conducción de una biblioteca médica debe contar con las competencias necesarias para la administración y gestión del servicio bibliotecario, por lo cual debe tener conocimiento profundo de los recursos de información, impresos o electrónicos, en ciencias de la salud y conocimiento en diseño y gestión de servicios de  información.

1 encargado de la biblioteca
1 auxiliar

Funciones:
Concatenar, relacionar, concordar las funciones de la biblioteca con la misión de la organización
Realizar un planeamiento estratégico para la biblioteca
Dar recomendaciones sobre personal bibliotecario y auxiliar
Brindar alcances sobre el local y las instalaciones
Implantar políticas de funcionamiento
Desarrollar programas y proyectos para mejorar el funcionamiento de la biblioteca
Seleccionar y evaluar fuentes de información en cualquier formato
Efectuar talleres de formación de usuarios
Procurar que los recursos deban estar disponibles al personal clínico la mayor parte del tiempo.

A quienes ofrece sus servicios
Personal clínico
Residentes e internistas en programas médicos o de otro tipo
Personal de enfermería
Personal administrativo y directivo
Personal de investigación
Personal sanitario adscrito
Estudiantes en programas de salud (nutrición, tecnología médica, farmacia, psicología, etc.).

RECURSOS DE INFORMACIÓN

Varía por cada tipo de hospital y es recomendable que la distribución de los recursos de información sea:
45 % en formato papel (5% en diccionarios, glosarios, protocolos de atención y protocolos de procedimientos, etc., 22% en libros, folletos, literatura gris, tesis, etc.  y 18 % publicaciones  seriadas, incluyendo revistas). 
Las bibliotecas médicas deben incluir en su repertorio la “Lista de libros y revistas impresos, seleccionadas por Brandon / Hill   para la Bibliotecas Médicas pequeñas”. La lista mínima comprende 630 títulos de libros y 143 títulos de revistas.  Ésta guía de selección para bibliotecas médicas clasifica por temas, la lista de libros, seguido por un autor / editor de índice, y la lista de temas de revistas, es presentado por un listado de títulos por orden alfabético. 
55 %  en formato electrónico, por la disponibilidd para el almacenamiento de la información y de brindar un acceso remoto a sus usuarios, la tendencia es al uso cada vez mayor de publicaciones electrónicas que pueden ser leídas a través de tabletas, o en la PC tradicional (CD, DVD, Base de Datos, libros y revistas en línea, etc.).

                                                            Fuente: www. udch-medicina.blogspot.com                               

MOBILIARIO Y EQUIMAMIENTO
Deben brindar confort y ser suficiente:  Sillas, mesas, computadoras, software, cubículos de estudio, exhibidores de revistas, estantes para libros, correcta iluminación, ventilación, señalización,

PRESUPUESTO
El presupuesto debe adecuarse a necesidades emergentes.
El presupuesto de la biblioteca debe considerar un programa anual de adquisiciones, procesamiento de recursos de información, servicios de información en formato electrónico y proveer acceso a medios y recursos tecnológicos para el mismo propósito.

Fuentes consultadas:

Aponte Castro, Rocio y Henry Chávez . (2008).  Proceso de acreditación en bibliotecas médicas del Perú [En línea]
Disponible en: http://sisbib.unmsm.edu.pe/bibvirtualdata/publicaciones/biblios/n31/a06n31.pdf

American Library Association (ALA) y Association of College and Research Libraries (ACRL). (2000). Standards for College Librariese. [En línea].  Disponible en:
http://www.tamuk.edu/sacs/newsacs/pdfs/Mastdoc/other/ACRL.pdf

Medical Library Association. (2002). Normas para bibliotecas de hospitales. [En línea].  Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC128964/



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada